domingo, 16 de octubre de 2016

Basta ya

Son las palabras que usas para comentarme que pensas.
Es el poco tacto que usas cuando queres escapar.
El que no hayas vuelto a pensar, si era eso lo que querías generar.
Son la poca suavidad de tus caricias la que me hacen dudar.
Es el nudo en la garganta y mi sobre pensar las cosas,  que se chocan y confunden, lo que quieren gritar.
Es lo que me haces sentir, lo que me das y me quitas.
Las enormes ganas de escribirte todo lo que me pasa, y a la vez el intentar que lo veas sin que te lo tenga que explicar.
Son las ganas de callar y dejar de argumentar.
Es la bronca y la ternura de no volverte a besar, pero saber que todavía queda más.
Quiero dejar ya de pensar.

sábado, 24 de septiembre de 2016

{ .¿qué pensas vos?}


Lo simple y lo complicado de entender qué pasa por tu cabeza. De querer entender todo y demostrarte que puedo un poquito más, que mi cabeza todavía no va a estallar. Porque entiendo y veo más, en el momento que parezco ignorar, no hay nada que escuche más.
El sentir las energías flucturar, las vibraciones te pueden contar mucho más.
Me convencí a mi misma de que no tenía frío, y no te demostré mi bronca cuando entendiste solo lo que quisiste.
Casi me derrumbo pero vos te mantuviste de pie, y fue todo lo que importaba, Encontramos el equilibrio, donde podemos flotar,
Es tu viento y mi fuego.
El cigarrilo y tu voz cantar.
Son tus besos y el ruido de mis uñas en la almohada.
Tus risas y todo lo que callo.
La música y todo con vos.